entonces, mi primer deseo es…

B: ¿Por qué está tan oscuro?
E: Al principio, está siempre oscuro.
B: ¿Qué es eso?
E: Un grano de arena. Es todo lo que queda de mi vasto imperio.
B: Fantasía, ¿ha desparecido completamente?
E: Sí
B: Entonces, todo ha sido en vano.

E: No. Fantasía puede resurgir de nuevo de tus deseos y de tus sueños.
B: ¿Cómo?
E: Abre tu mano. ¿Qué vas a pedir?
B: No lo sé.
E: Entonces no habrá Fantasía… nunca más.

B: ¿Cuántos deseos tengo?
E: Tantos como quieras, y cuanto más deseos pidas Fantasía se irá haciendo cada vez más grande.
B: ¿De verdad?
E: ¡Prueba!
B: Entonces, mi primer deseo es…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: